Colombia baja aranceles para textiles y calzado de Panamá


El gobierno acaba de expedir dos decretos, uno para fortalecer el control aduanero contra el contrabando y la subfacturación de confecciones y calzado y otro que modifica los aranceles que se venían aplicando para productos provenientes de Panamá.

Las medidas, según la ministra de Comercio, María Claudia Lacouture, permiten al país cumplir con el fallo de la Organización Mundial del Comercio, OMC, que hace unas semanas falló en la controversia iniciada por Panamá contra las medidas adoptadas por Colombia para proteger su producción nacional. Además, son el resultado de recientes reuniones sostenidas con el gobierno panameño, que había expresado su inconformidad por lo que consideraba un ‘trato discriminatorio’.

Los dos decretos, según el Ministerio, buscan zanjar los problemas que se registraban con el vecino país. El primero, está enfocado en fortalecer el control aduanero y establece que la Dian aplicará controles aduaneros estrictos “para mercancías con precios de importación ostensiblemente bajos, lo que permite fortalecer el sistema de riesgo de las importaciones de productos especialmente sensibles al comercio ilícito, como son las prendas de vestir y el calzado”, señaló en un comunicado el Ministerio de Comercio.

Además, está previsto que en el caso de mercancías importadas por debajo de los umbrales de precios establecidos en el decreto, “la DIAN solicitará certificados de los proveedores en el exterior, en los que se evidencie la relación comercial con su cliente, certificaciones de la existencia del proveedor en el exterior, manifiesto del representante legal del agente aduanero en el que certifique conocimiento de su cliente, manifiesto del importador en el que certifique que el valor a declarar de la mercancía corresponde al valor pagado, así como garantías específicas para su importación, entre otros”.

Estos controles se aplicarán a todas las importaciones de confecciones y calzado, independiente del país de origen –ya sea que se tengan acuerdos comerciales o no-, lo que elimina cualquier queja por ‘discriminación’.

Pero no solo habrá más controles. El Ministerio también expidió un decreto que deja sin piso el arancel mixto vigente desde 2013 –que excedía en algunos casos el arancel máximo consolidado en la OMC- y que había generado tantas críticas por parte del gobierno de Panamá, pues afectaba sus ventas de confecciones y calzado desde la zona libre de Colón.

En su reemplazo, aseguró el Gobierno, se estableció “un umbral de US$10 por kilo para prendas de vestir y entre 6 y US$10 por par de zapatos (dependiendo del tipo de calzado), bajo el cual aplicará temporalmente el arancel máximo consolidado en la OMC (de 40% y 35%, respectivamente) y por encima del umbral, aplicará el arancel de 15% que existió hasta el año 2013”.

Para la ministra de comercio “nuestra filosofía no es afectar el comercio legal. El contrabando, la subfacturación y el comercio ilícito, lo que hacen es poner productos a precios artificialmente bajos que no incluyen los costos totales de producción, como sí los incluyen las empresas que juegan limpio en el país, lo cual afecta a nuestra industria y elimina empleos”.

La funcionaria reiteró que con los dos decretos no solo se cumple con el fallo de la OMC sino que, de paso, se adoptan una serie de controles que le permiten al país combatir eficazmente el comercio ilícito, sin afectar el comercio legal.

¡Sea el primero en calificar!


Añadir a Favoritos

06 sep 2017


Por Dinero.com