Innovaciones en sistemas jacquard


Innovaciones en sistemas jacquard

Hasta la década de los 1980s, los sistemas de jacquard mecánico se encontraban comúnmente en ajustes industriales, y todavía existen en los países en desarrollo. Estos sistemas tienen muchas partes: cilindro, tarjetas de diseño, agujas, resortes de aguja, ganchos, cordones con cuello, cordones de marcos, alambres de lizos, y resortes de retorno para cada cordón de marco. Las partes trabajan en armonía para la selección de ganchos, y por lo tanto, los hilos de urdimbre que se van a subir o bajar para cada calada de acuerdo al diseño del ligamento que es registrado en las tarjetas de diseño perforadas.


Las partes de la cabeza jacquard se mueven a través de un mando conectado al motor principal de la máquina, lo que agrega más complicaciones debido a que cada máquina de tejer tiene una diferente configuración de motor, que requiere diferentes conexiones a la cabeza jacquard. El elevado número de piezas mecánicas de las máquinas jacquard, junto con su masa pesada y complicados movimientos, limitó las velocidades de tejeduría hasta el punto de que el jacquard no era compatible con la tejeduría sin lanzadera a alta velocidad.



La capacidad del jacquard tradicional, ya sea mecánico o electrónico, era limitada, ya que requiere atados de marcos y la tejeduría de varias repeticiones de diseño, ya sea pequeño a mediano, a través del ancho del tejido. Esto representó desafíos para la innovación y la flexibilidad de los diseños. El tamaño estándar o capacidad de las máquinas jacquard varió de 448 a 1.792 ganchos. Un tipo de atado de marcos dado — derecho, centro, orillado, o mezclado — ha permanecido sin cambio durante mucho tiempo debido a que su construcción requiere mucho tiempo.


Por esta razón, un diseñador jacquard tiene que ajustar patrones a los atados de marcos existentes. Los fabricantes de máquinas jacquard respondieron a este desafío de la capacidad de diseño con la introducción del control individual de los cordones de marcos (o hilos de urdimbre), y con una capacidad extra. En las máquinas jacquard de gran capacidad ofrecidas por Stäubli, el número de ganchos puede alcanzar hasta 18.432. El control individual del hilo de trama y las máquinas jacquard de gran tamaño permiten la creación de diseños o patrones de gran tamaño y gran complejidad, así como un diseño grande a través de todo el ancho del tejido, o varios diseños de tamaño pequeño a mediano a través de todo el ancho del tejido.


Unished de Grosse

La primera versión de la máquina Unished de Grosse fue exhibida en la ITMA 1999 como un prototipo. Esta máquina, conocida como la Unished 1, fue mostrada de nuevo en la ITMA 2003 con pocas mejoras. En la ITMA 2007, se exhibió el modelo Unished 2 con muchas más mejoras, y aproximadamente dos años más tarde la máquina estuvo disponible comercialmente.


En la Figura 1 se muestra la versión comercial de la Unished 2 montada directamente en el marco de la máquina de tejer y tejiendo un diseño de gran tamaño a través de todo el ancho del tejido. En la Figura 2 se ilustra el principio de formación de la calada de la Unished.


La configuración de la Unished llevó a la eliminación de cordones de marcos, imanes, ganchos, poleas, resortes, y la grúa. En la ITMA 2011, la Unished 2 fue mostrada en el stand de Tsudakoma instalada en una máquina de tejer a chorro de agua, el modelo ZW8100. Esta fue la primera vez que se combinó una máquina de tejer a chorro de agua con un sistema de calada jacquard en la ITMA.


UNIVAL 100 de Stäubli

En la ITMA 2003, Stäubli introdujo la UNIVAL 100 en sus configuraciones comerciales (Ver Figura 3). En la Figura 4 se ilustra cómo se forma la calada en este sistema. En la figura a la izquierda, un actuador — un motor de paso extremadamente pequeño, llamado JACTUATOR por Stäubli — es mostrada en el momento en que selecciona el cordón del marco, el hilo de urdimbre, para la calada superior. La imagen de la derecha muestra un actuador con su hilo de trama seleccionado para una calada inferior. En este sistema, se eliminan los imanes, los ganchos, las cuchillas, y las poleas.

Figura 4. Arriba se muestra el Jactuator de Stäubli – una característica de la Unival 100 – en el momento de selección de un hilo de urdimbre para la calada superior; abajo, se muestra el Jactuator en el momento de selección de un hilo de urdimbre para la calada inferior.

Figura 4. Arriba se muestra el Jactuator de Stäubli – una característica de la Unival 100 – en el momento de selección de un hilo de urdimbre para la calada superior; abajo, se muestra el Jactuator en el momento de selección de un hilo de urdimbre para la calada inferior. 



En la ITMA 2003, la UNIVAL 100, con una capacidad de 7.920 ganchos, fue montada en un telar Picanol OMNIplus-6-J 250 y se demostró tejiendo tejidos para colchones y para manteles de mesa, en donde el diseño se podía cambiar en un momento a una velocidad de 1.025 pasadas por minuto y una inserción de trama de 2.460. Esta velocidad de inserción de trama es la más alta en la historia de la tejeduría con jacquard. Con esta tecnología, los tejedores pueden fabricar diseños jacquard complicados a la velocidad con que se fabrican los tejidos corrientes.


La configuración de la UNIVAL 100 es modular, lo que permite que la capacidad se pueda variar de un número de cordones extremadamente pequeño, para tejidos angostos, y tejidos de etiquetas, a un número extremadamente grande para tejidos de gran anchura. La UNIVAL 100 está disponible en capacidades de hasta 20.480


Jactuatores

Con la UNIVAL 100, el cliente puede optimizar la calada de cada inserción de trama, dependiendo de la calidad y tipo de hilo que se esté usando. La UNIVAL permitirá que el usuario pueda elevar o bajar toda la calada o un marco individual en un momento, para obtener una apertura perfecta.


Debido a que no hay que usar cuchillas para elevar los hilos a la misma altura de la calada, la UNIVAL ofrece un verdadero control individual del hilo de urdimbre. Esta característica provee mayores oportunidades para los tejedores. Con tal sistema, se pueden formar varias caladas, permitiendo la tejeduría de tejidos de pelo cara a cara, así como estructuras tridimensionales (3-D), incluyendo pre-formas ortogonales 3-D para aplicaciones de productos compuestos. Más detalles sobre las oportunidades de la tejeduría 3-D serán analizados en la parte dos de este artículo. 
 

¡Sea el primero en calificar!


Añadir a Favoritos

26 may 2016


Por Textiles Panamericanos